¿Qué son esterilizadores de biberones?

Cuando llega un bebé a casa lo más importante es garantizar su salud en todo momento porque son muy vulnerables, su sistema inmune aún está reconociendo los agentes externos y, por esa razón, suelen enfermarse con mayor frecuencia.

Una de las actividades que requieren de gran cuidado es la alimentación de los lactantes. Los biberones pueden albergar bacterias u hongos pues están expuestos a la humedad y la saliva del niño, de modo que es necesario limpiarlos a fondo después de cada uso.

Ningún electrodoméstico es mejor para este fin que un esterilizador de biberones. Es un aparato que incorpora un sistema productor de calor con el objetivo de eliminar a los microorganismos dañinos para el cuerpo del infante. Dependiendo de su tecnología pueden variar los modelos, pero su objetivo básico es llevar, el agua depositada en el interior de su estructura, a una temperatura elevada para esterilizar los biberones, chupetes o juguetes que se hallen en su interior.

Estos equipos sustituyen a los viejos métodos de limpieza que consistían en sumergir los biberones en agua hirviendo. Gracias a los esterilizadores los padres evitan que los biberones se derritan por la sobre exposición al calor. De manera que adquirir uno representa un ahorro a largo plazo, y además son duraderos, por lo que no tendrás que reemplazarlo cada vez que tengas un nuevo bebé.

¿Cómo funcionan los esterilizadores de biberones?

Casi todos los aparatos de esta clase emplean el mismo principio de vaporización: el artefacto calienta el agua hasta alcanzar el punto de ebullición generando una atmósfera de vapor de agua que aniquila las bacterias. Éste es un método que cuenta con larga data, solo que el esterilizador lo hace a partir de una tecnología que facilita el proceso de desinfección. Por tanto, la diferencia se halla en el sistema que utilicen para realizar la limpieza de los biberones.

Las funciones cambian según el formato. Los esterilizadores con respecto a sus funciones para en:

  • Esterilizadores eléctricos: la fuente de energía principal de estos es la electricidad que viaja a través del aparato, accionando una resistencia que está ubicada debajo del espacio donde se vierte el agua. Una vez que esto sucede, la parte interna comienza a calentarse debido al vapor producido por el agua, la cual se encuentra en contacto con dicha resistencia. Después de unos minutos el líquido hierve y automáticamente el electrodoméstico se apaga.
  • Esterilizadores de microondas: su funcionamiento depende directamente del microondas puesto que no cuenta con algún sistema que lo haga trabajar por sí solo. El esterilizador debe ser llenado de agua e introducido en el microondas; dependiendo del fabricante se le indicará al usuario cuántos minutos debe colocarle para que haga la labor de higienización, que, por lo general, varía entre los diez y quince minutos. Luego de que transcurra este tiempo podrás extraerlo y sacar los biberones limpios.
  • Esterilizadores fríos: estos son los más sencillos de utilizar porque no necesitan de otros artefactos o de electricidad para funcionar. Lo único que debes hacer si quieres esterilizar los biberones es llenar con agua el recipiente del esterilizador y colocarle una pastilla especial. Normalmente se tardará unos treinta minutos en hacer efecto. Si quieres puedes dejar los biberones sumergidos y sacarlos cuando así lo requieras durante 24 horas.

¿Por qué la gente debería comprar esterilizadores de biberones?

La primordial razón es que protegen a los bebés de bacterias, virus y hongos que podrían ocasionarle enfermedades. Esterilizar biberones por medio de las avanzadas tecnologías que ofrece el mercado te proporcionará mucha tranquilidad al respecto porque estos esterilizadores están diseñados minuciosamente para que el niño no se exponga a infecciones mientras se alimenta.

Recuerda que la leche es una sustancia en la que proliferan fácilmente los microorganismos. De hecho, pediatras recomiendan limpiar la boca del bebé en debido a que la leche acumulada puede producirle sarpullidos, llagas, estomatitis, entre otras condiciones desagradables.

De igual manera, los biberones deben ser adecuadamente higienizados de cualquier resto lácteo que haya quedado en sus hendiduras y, además, es importante esterilizarlos porque la combinación entre la saliva del infante y la leche genera un caldo de cultivo idóneo para las bacterias y hongos.

Adicionalmente, es común que, durante la noche, los padres no laven los biberones por el evidente cansancio que conlleva dar de comer al bebé. Cuando esto sucede, quedan restos de leche tanto en el fondo como el chupete y, por lo general, dichos residuos se descomponen. Aunque en la mañana laves el biberón con jabón, las bacterias no se irán hasta que lo expongas al calor. Si te decides a comprar un esterilizador de biberones, se encargará de producir un ambiente hostil para los microorganismos en pocos minutos y no te quedarás con la duda de si esterilizaste bien los biberones.

Otro punto a favor de estos magníficos aparatos es que incrementan la vida útil de los biberones en tanto que no debes sumergirlos directamente en el agua caliente. Si no tienes un esterilizador, corres el riesgo de que el plástico se derrita o incluso de que se te olvide sacarlos a tiempo para no quemarlos. Y a pesar de que esto nunca pase, igualmente te darás cuenta de que el biberón se deteriorará en menor tiempo que si usaras el esterilizador.

Tamaño y diseño de los esterilizadores de biberones

Las dimensiones de los esterilizadores se establecen, en parte, de acuerdo al uso para el cual están destinados. Se consiguen en el mercado una amplia gama de ellos pensados para los viajeros frecuentes, estos suelen ser compactos para poder trasladarlos con facilidad a cualquier lugar que se desee, incluso algunos de este tipo vienen del tamaño que tendría un biberón de 16 o 15 centímetros de largo, dejando un espacio de ancho para que quepan uno o dos biberones. Los de este estilo también son muy ligeros, pueden pesar doscientos gramos.

Otros confeccionados para la utilización doméstica tienen una capacidad realmente grande, llegando a medir entre veintitrés o treinta centímetros de altura, y un ancho de 25 centímetros que permite albergar seis o siete biberones al mismo tiempo. Sin embargo, no son pesados, dependiendo de los materiales de construcción pueden pesar desde cuatrocientos gramos hasta un kilo.

Por otra parte, las opciones de diseño son innumerables. Los más tradicionales son los esterilizadores caseros que se dividen en eléctricos y de microondas. La particularidad de los primeros es que tienen mayor amplitud, por lo que cuentan con lugar suficiente para colocar biberones grandes y anchos.

Características de presentaciones especiales para los esterilizadores de biberones

Para mayor comodidad incluyen dos compartimentos: uno inferior, confeccionado con el fin de colocar los biberones, y uno superior, pensado para esterilizar objetos tales como los chupetes, las cucharillas del bebé o pequeños juguetes. Algunos de estos también poseen una versión sencilla de un solo nivel, pero en el área superior agregan un sujetador para que los biberones no se caigan a la hora de colocarlos en la máquina.

Unos se encienden a través de un botón y otros son digitales. Estos últimos son los más completos porque añaden funciones adicionales como el calentamiento de la leche de acuerdo a los mililitros, temporizador, alarma y el mantenimiento de una temperatura constante.

El esterilizador de microondas entra dentro del grupo de los caseros. Su característica resaltante es que tienen menor capacidad porque deben caber perfectamente en el microondas. Casi todos son de un solo nivel, el cual se puede extraer para colocar el agua con comodidad. Los de este modelo pueden alojar hasta seis biberones, pero lo más usual es encontrarlos con un espacio disponible para cuatro de ellos o menos.

Es habitual que los grandes vengan en formato circular con una tapa baja en función de que se adapten mejor a la estructura del microondas, mientras que los pequeños son fabricados de diversas formas. Los sofisticados tienen unos hoyos en donde se acoplan los biberones y los rudimentarios solo poseen una rejilla para colocarlos sueltos.

Aquellos que han sido diseñados para la esterilización en frío vienen en muchos modelos, pueden ser rectangulares, ovalados o de cualquier otra estructura. A pesar de que algunos poseen compartimentos, pero no son tan grandes como los antes mencionados, sin embargo, esta desventaja se compensa con que el líquido de esterilización se puede usar varias veces durante 24 horas, de modo que puedes utilizar unos limpios y sumergir otros sin preocuparte por la factura de electricidad. Lo que debes hacer es llenar el recipiente hasta donde te indique el manual e introducir los biberones.

¿Qué más necesitas para usar un esterilizador de biberones?

No basta con adquirir un esterilizador si no tienes los accesorios necesarios para realizar un proceso de desinfección óptimo. Lo recomendable es comprar unas pinzas de plástico resistente fabricadas específicamente para el uso de esterilizadores. Estas te ayudarán a retirar los biberones del esterilizador sin quemarte con el vapor que queda atrapado dentro de ellos.

Además, bajo ese concepto, evitarás que las bacterias de tus manos se traspasen a la superficie del biberón recién higienizado.

Son múltiples las opciones que se ponen a tu disposición para comprar las que mejor se adapten a tus gustos. Existen unas bastante modernas hechas de silicona o plástico maleable que se pueden encajar en los dedos índice y pulgar, son tan cómodas que no notarás que las llevas puestas. Las convencionales pueden estar incluidas junto con el esterilizador.

Éstas son semejantes a las de cocina, solo que en este caso han sido confeccionadas con una curva pronunciada en la parte inferior para facilitar el enganche de los biberones.

Otro utensilio indispensable es el cepillo de limpieza para biberones. Si eres padre o vas a serlo debes saber que el primer paso para obtener unos biberones perfectamente limpios y esterilizados es retirar los residuos de leche. Los cepillos creados para ello poseen un mango largo que permite llegar tanto al fondo como a las paredes.

Asimismo, debes asegurarte de que la tetina no retenga restos comprando un cepillo más pequeño que puedes introducir a través de su pequeño orificio.

Te aconsejamos que consideres los kits de cepillos porque estos contienen todos los tamaños que requieres. Es importante que elijas aquellos que tengan un limpiador con esponja, uno con cepillo y al menos dos tamaños de cepillos de tetina.

Igualmente cerciórate de que las cerdas sean suaves y densas pues estas características te brindarán una higienización eficiente sin rayar el biberón.

¿Cómo elegir el correcto esterilizador de biberones para tus necesidades?

Te aconsejamos que elijas uno de microondas si casi siempre estás en tu casa. En caso de que viajes con cierta frecuencia, es recomendable que compres uno eléctrico compacto o también podrías pensar en uno de funcionamiento frío por si no encuentras una fuente de electricidad durante el camino, son ideales para esas circunstancias.

Por otra parte, debes considerar un esterilizador eléctrico grande de dos niveles si tu bebé toma varios biberones al día o si tienes muchos bebés en casa.

  • Tecnología de esterilización: cada esterilizador tiene puntos a favor y en contra, pero lo que te debe importar es que se adapte a lo que esperas de un aparato como este, así podrás saber cuál es el mejor esterilizador de biberones para ti. Razón por la cual debes pensar en la tecnología que se apegue a tu gusto y ritmo de vida.
  • Tiempo de esterilización: sabemos que cuando llega un niño a la familia la dinámica se acelera porque debes atenderlo constantemente. Siendo esto así no tendrás tiempo de sobra para esperar a que tu esterilizador haga su trabajo. Por ende, es preciso evaluar qué tan seguido se alimenta tu bebé.
  • Tamaño y capacidad: cualquier esterilizador debe acoplarse al espacio que vas a disponer para él. Los eléctricos de dos niveles pueden llegar a ocupar bastante espacio en tu cocina, por lo que debes ser cuidadoso a la hora de elegir.

No siempre el tamaño te asegura una mayor capacidad, así que evalúa tus opciones con detenimiento, no elijas el más aparatoso, selecciona el que se adecúe a ti. Los esterilizadores de microondas suelen ser fabricados en dimensiones estándar pero algunas marcas modifican las medidas, este es un factor relevante a tomar en cuenta pues te puedes llevar un aparato inútil que después te verás en la obligación de devolver.

Los recién nacidos necesitan un biberón cada dos horas, para cubrir sus necesidades el mejor esterilizador de biberones será uno eléctrico o de microondas, cuyo tiempo de acción está entre los diez y quince minutos. Si el lactante ha cumplido los cinco meses puedes optar por uno en frío que se tarda media hora en esterilizar, pero puedes aprovechar el líquido en reiteradas ocasiones.

¿Cómo cuidar adecuadamente de un esterilizador de biberones?

Nuevamente lo esencial es la higiene permanente. Si bien los esterilizadores están expuestos al calor a diario, no implica que su interior no sea vulnerable a los microorganismos. El vapor de agua cuando se enfría se deposita en forma de agua y humedad en el utensilio, creando una atmósfera propicia para las bacterias.

Con el objetivo de que esto no suceda, debes lavar y secar el esterilizador todos los días, lo cual evitará, al mismo tiempo, la formación de malos olores que luego absorberán los biberones.

Asegúrate de que el nivel de agua sea el recomendado por el fabricante. Si llegases a colocar menos líquido del prescrito el esterilizador podría quemarse, dado que la resistencia está creada para compensar su calor con la temperatura del agua. De igual modo, deberías leer el manual de instrucciones de uso pues estos dispositivos conceden una garantía que podría suprimirse por la utilización imprudente del mismo.

No sobre uses el equipo, empléalo para las actividades que pueda soportar, así podrás extender la vida útil de tu esterilizador. Destinarlo con otros fines podría deteriorar la función de hermetismo sin que lo adviertas.

Tips para la utilización del esterilizador de biberones

Es beneficioso que tengas una esponja y un paño para el uso exclusivo del esterilizador. Esto evitará que las bacterias de la comida o la cocina se trasladen al artefacto generando una contaminación cruzada. Además, prevendrás que los restos de grasa y comida se acumulen dentro de él.

Después de lavar y secar el esterilizador, colócalo en un lugar aireado. Puedes probar dejándolo una hora al sol durante la mañana si no es verano. Esto te ayudará a mantenerlo libre de olores extraños.

Los esterilizadores de microondas deben usarse con cautela en cuanto a que no se deben introducir objetos metálicos. Para no confundirte, asegúrate de revisar su contenido antes de activar el microondas.

No agregues demasiada agua en el esterilizador. Guíate siempre por las recomendaciones de la marca porque llenarlo demasiado podría ocasionar derrames indeseables y con el tiempo esto podría dañar el equipo.

No trates de colocar más biberones de lo aconsejable, terminarás restándole vida útil a tu electrodoméstico.

Lo ideal es no poner el biberón armado dentro del esterilizador. Si lo depositas con todas sus piezas unidas el calor no llegará a todos los rincones, debes desarmarlo y colocar las partes por separado.

Cerciórate que la tapa esté cerrada herméticamente. De esto depende que el recipiente retenga el calor suficiente como para desinfectar los biberones correctamente.

 

1. Hartig + Helling 98923 Revisión

Acerca del fabricante

Harting +­ Helling se ha convertido en un nombre muy sonado cuando hablamos de esterilización eficaz. Todos sus productos para el cuidado del bebé tienen un sello de calidad inigualable que los hace estar entre las primeras opciones de los padres modernos.

esterilizador de biberones

Acerca del producto

Es un esterilizador eléctrico. Se trata de un aparato súper potente, pues puede producir temperaturas altas en pocos minutos. Sin embargo, no debes preocuparte por el consumo de electricidad porque solo necesita 500 vatios para funcionar perfectamente contando con una conexión de 230 V AC, la cual produce 50 Hz.

Posee un sistema de apagado y encendido muy cómodo en la parte inferior frontal: es una pequeña palanca que se empuja hacia abajo para iniciar el proceso de esterilización, una vez hecho esto, el aparato refleja una luz roja colocada debajo del interruptor que se apaga cuando termina el ciclo de 11 minutos. Tiene un cable de enchufe que mide un metro de largo.

Características especiales del esterilizador

Si lo que estás buscando es un esterilizador grande, ésta es la mejor opción para ti. Mide 73 x 59,5 x 28 cm, con eso podrás introducir hasta seis biberones con golletes de 70 mm de diámetro con sus piezas. Además, te permitirá colocar los biberones y otros artículos dado que tiene dos niveles espaciosos. Incluye pinzas para extraer los biberones calientes.

Acerca de la construcción y calidad del esterilizador

Está diseñado con un material plástico de color blanco y beige resistente a las altas temperaturas que genera. Las piezas son desmontables para que el usuario pueda limpiarlas en el lavavajillas. La rejilla inferior tiene unos agujeros para acoplar los biberones y así evitar que se caigan.

Ventajas

  • Tiene espacio para seis biberones
  • Tiene dos niveles
  • Desinfecta en 11 minutos
  • Ahorra energía
  • Es unisex

Desventajas

  • Pesa 11,5 kg

 

2. Philips Avent SCF285/02 Revisión

Acerca del fabricante

No existe nada nuevo que podamos decir de este fabricante porque sus años de éxito en la industria del bienestar infantil lo avalan como uno de los mejores. Son la famosísima marca productora de artículo de bebé.

esterilizar biberones

Acerca del producto

El Philips Avent SCF285/02 es un esterilizador de biberones eléctrico que elimina el 99,9% de las bacterias en tan solo seis minutos, característica que lo ubica entre los más rápidos que puedes conseguir en el mercado. Posee un sistema de desconexión automática para que te despreocupes de vigilar el electrodoméstico. Después de que ha esterilizado los biberones se apaga inmediatamente produciendo un bajo consumo de electricidad.

Está pensado para colocar seis biberones Avent de 330 mililitros (estrechos o anchos) sin ningún inconveniente. Conserva limpios los biberones por 24 horas si no se abre la tapa.

Acerca del diseño del producto

El dispositivo está conformado por una pieza inferior que tiene un botón de encendido donde está la resistencia. Una intermedia de plástico blanco y otra transparente. Las tres cuentan con una agarradera azul celeste. Sumando todos los mencionados el esterilizador mide 28,5 x 22,3 x 30,2 cm y pesa 739 gramos.

Ofrece tres opciones de ajustes con la finalidad de adaptarse a las necesidades del usuario. La primera configuración disponible es la colocación de una pieza transparente que se acopla encima del esterilizador con el fin de poner seis biberones grandes.

Tras retirar este agregado superior se obtiene un equipo para seis biberones más pequeños. La última modalidad se consigue extrayendo el cuerpo completo, dejando solo el área inferior del interruptor, sobre la que se pone el accesorio traslúcido haciendo un esterilizador especial para accesorios del bebé.

Acerca del mantenimiento y limpieza

Como tiene piezas desmontables es muy sencillo limpiar, se pueden extraer todas partes y ponerlas en el lavavajillas. Es recomendable secarlas con un paño después de lavarlas. Cuida la cantidad de agua y que no quede húmedo luego de terminar el proceso.

Ventajas

  • Ofrece tres modelos en uno
  • Desinfecta en tan solo 6 minutos
  • Apagado automático

Desventajas

  • Algunos clientes objetan que el trabajo es un poco más lento de lo indicado

 

3. Chicco 00007391000000 Revisión

Acerca del fabricante

Nuevamente la marca Chicco brinda sus mejores esterilizadores de biberones, una rama de los múltiples artículos excepcionales para infantes. Tienen un amplio índice de ventas en el mercado europeo por su alta experticia en la producción de artículos para bebés.

esterilizador microondas

Acerca del producto

Esterilizar biberones y chupetes nunca había sido tan fácil como con este esterilizador Chicco. Gracias él podrás eliminar los gérmenes en un corto tiempo de 5 minutos. Adicionalmente, preserva los biberones limpios durante 24 horas siempre que la tapa esté cerrada. Incluye un sistema llamado COMPACT eco que ahorra hasta un 25% de energía eléctrica junto con un sistema de apagado automático.

La modalidad compacta para este esterilizador se utiliza para 6 biberones pequeños: se logra retirando el cuerpo intermedio, dejando solo la base y el último nivel. Para limpiarlos solo debes presionar el botón que dice “COMPACT eco”.

Características que lo diferencia de otros productos similares

La disponibilidad de la modalidad COMPACT eco es única en este ejemplar. Al mismo tiempo, podrás gozar de la alternativa de tener un esterilizador de biberones eléctrico y de microondas en el mismo dispositivo.

Acerca del diseño del producto

Es un artefacto 3 en 1, esto quiere decir que puedes convertir el electrodoméstico en tres formas distintas dependiendo de tu objetivo de uso. El modo total es para higienizar biberones grandes: está compuesta por la base eléctrica, un cuerpo traslúcido para colocar las botellas de 6 biberones y un último piso, del mismo color, donde se colocan las tapas con las tetinas.

El tercero lo obtienes separando el nivel más alto del modo total. Este se puede introducir directamente en el microondas si deseas esterilizar objetos pequeños.

La apariencia es unisex en vista de que está construido en plástico blanco, azul claro y traslúcido. Mide 42 x 48 x 12 cm y pesa 2,2 kg.

Ventajas

  • Funciona en microondas o con electricidad
  • Modelo 3 en 1
  • Modo COMPACT eco ahorrador de energía
  • Preserva los biberones esterilizados por 24 horas
  • Desinfección en 5 minutos

Desventajas

  • No incluye pinzas

 

4. Chicco 7392000000 Revisión

Acerca del producto

Las opiniones de los usuarios posicionan a este producto como el mejor esterilizador de biberones. Se ha ganado esta reputación por su exclusivo modelo 2 en 1. Puedes elegir entre el modo total para esterilizar seis biberones grandes o el compacto si lo que deseas es higienizar biberones seis pequeños. Funciona con energía eléctrica, la cual hace que el esterilizador a vapor trabaje por medio del calentamiento del agua.

esterilizador de biberones electrico

Erradica el 99,9% de las bacterias en cinco minutos. Se apaga cuando termina el ciclo. Protege los artículos de gérmenes en un lapso de 24 horas si se mantiene la tapa cerrada. Posee un botón gris de encendido en la parte de la base, cuando se presiona, emite una luz roja. Está hecho de polipropileno blanco, azul y transparente.

Cómo usar apropiadamente el producto

Para sacarle el mejor provecho debes saber que el esterilizador es convertible. Retira el cuerpo transparente intermedio para usar su forma compacta o déjalo acoplado a la base si deseas colocar biberones de mayor tamaño.

Acerca del tamaño

En modo total el dispositivo mide 26,6 x 20 x 39,3 cm, unas dimensiones bastante cómodas para manipularlo en casa, pues no ocupa mucho espacio. En compacto. Mide menos de la mitad de la altura del modo total. Se puede llevar de viaje dado que las piezas son desmontables y pesan solo 2 kilogramos.

Por qué escogerías este producto sobre otros similares

La razón principal es su cómodo diseño, el cual ofrece la posibilidad de tener dos modos de desinfección rápida, por lo que se puede llevar a cualquier lugar sin ningún problema. Además, conserva estéril los artículos durante 24 horas para dejar los biberones listos para alimentar al bebé en la madrugada.

Ventajas

  • Modelo 2 en 1
  • Desinfección en 5 minutos
  • Es ligero
  • Es espacioso
  • Apagado automático

Desventajas

  • No incluye pinzas

 

5. PHILIPS AVENT SCF284/02 Revisión

Acerca del producto

El esterilizador para tu bebé PHILIPS AVENT SCF284/02 resulta muy similar al antes descrito, la única diferencia, que luego señalaremos, es la dimensión y el peso del aparato en cuestión. Se trata de un dispositivo eléctrico 3 en 1. Permite realizar tres sencillas combinaciones según los elementos que se deseen esterilizar. Tiene una capacidad para albergar seis biberones grandes y anchos o seis pequeños.

esterilizador electrico

Asimismo, es compatible para limpiar al vapor cualquier otro accesorio de tu hijo. Elimina el 99,9% de los gérmenes en seis minutos e, incluso, preserva limpios los objetos durante 24 horas si se mantiene cerrado. Cuenta con apagado automático.

Características especiales del producto

Lo que hace destacar a este artefacto sobre otros es el fácil desmontaje de sus piezas para componer esterilizadores adecuados a las necesidades específicas de cada usuario. El procedimiento es idéntico al de la versión SCF285/02, el cual ya hemos descrito con minucioso detalle. Las opiniones del esterilizador de biberones que presentamos son las mejores por esta magnífica característica.

Acerca de la construcción y calidad del producto

El producto ha sido construido en tres piezas de polipropileno, un material de alta resistencia al calor y las bacterias. Además, posee un excelente aguante a las caídas, por lo que figura como un aparato duradero. Las partes han sido medidas meticulosamente para que encajen sin ningún esfuerzo. Por otra parte, la combinación de colores entre blanco, transparente y azul celeste lo hacen unisex.

Acerca del tamaño

Las dimensiones de este modelo son más compactas que el anterior. Mide 28,5 x 22,3 x 30,2 cm y pesa 739 gramos. El precio del esterilizador de biberones también varía con respecto al otro.

Ventajas

  • Modelo 3 en 1
  • Compacto
  • Apagado automático
  • 24 horas de desinfección
  • Esteriliza en 6 minutos

Desventajas

  • No incluye pinzas